Silla Gamer Xtreme Series: Primeras impresiones

No cabe duda que debido a la cuarentena que vivimos, los accesorios «Gamer» son cada vez más codiciados por los entusiastas de las PC Master, y las sillas gamer por supuesto no son la excepción.

Dado a esto, los últimos días decidimos darle la oportunidad a una nueva marca de sillas y probar las Xtreme Series, de la marca Xtremetech. Nos referimos específicamente a su modelo XS1.

De inicio, la primera impresión es su caja, que bastante grande y muy pesada, pero esto no significa nada malo, todo lo contrario como veremos más adelante. Armarla es relativamente sencillo, tardamos entre 20 a 25 minutos.

Esta silla cuenta con 5 Ruedas de 65 milímetros en una base con forma de estrella. Se probó sobre superficie de cerámica y rueda bastante bien, pero al ser pesada cuesta un poco desplazarla cuando uno está sentado en ella (nada del otro mundo).

Tiene un diseño bastante elegante y es bastante grande como toda silla gamer, por lo que hay que tener en cuenta que ocupa un espacio adecuado para donde se vaya a poner. Debido a su peso, y a que los materiales de construcción no se sienten «baratos», da esa sensación de robustez a la hora de manipularla.

Dispone de buen soporte lumbar y cervical con las almohadillas (ajustables) que se colocan tanto en la parte superior como inferior de la silla. Las mismas son suaves, pero al estar hechas de espuma de alta densidad, soportan bastante bien el peso y son bastante cómodas para pasar varias horas sentado.

Los apoyabrazos son ajustables tanto de manera vertical, como horizontal y hacia los lados. Los materiales de éstos tienen una textura similar al plástico pero están hechos de goma suave para una sensación bastante agradable al tacto y que no lastima los antebrazos.

Tiene un sistema de elevación hidráulica, ajustable mediante una pequeña palanca al lado izquierdo, gracias a un pistón de gas clase 4, lo que hace que sea bastante suave a la hora de bajar y subir la altura. El recorrido del ajuste de altura no es tanto como se esperaba, pero es correcto para la mayoría de personas con una estatura promedio.

Puede reclinarse casi 180 grados y es ajustable, mediante una pequeña palanca en el lado derecho, en cualquier punto del recorrido. Para regresarla a su posición original, basta con levantarse y jalar nuevamente la palanca para que el respaldar sin ayuda se coloque vertical otra vez.

El precio es bastante accesible, $170 aproximadamente, por lo que desde nuestro punto de vista es una buena compra calidad-precio. Habrá que esperar unos meses de uso para ver cómo se comportan los materiales (tanto en ruido de la silla como en desgaste) y si mantiene esa sensación de firmeza que muestra de inicio.

A continuación te dejamos este pequeño vídeo donde mostramos algunas de sus características.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *